Polvorones de Chocolate y Naranja (sin Almendras): Navidad 2.015... ¡Despegamos!




Lo que me ha costado preparar esta entrada, ¡madre del amor hermoso! La salud -o mejor dicho- la mala salud, se ha vuelto a imponer, pero esta menda se niega a permitir que me lleve la delantera. Así que, con una semana de retraso, pero con muchas ganas, doy comienzo oficialmente a la temporada de recetas de Navidad 2.015, ¡despegamos!

Y qué mejor forma de zambullirse de lleno en la repostería navideña que con un clásico de la Repostería Tradicional de nuestro país: Los Polvorones. Mi idea, como en otras navidades, es preparar un dulce tradicional español, otro tradicional europeo y otro relacionado con la Repostería Creativa, amén del Roscón de Reyes que a mi parecer y como colofón de las fiestas navideñas, merece mención aparte.



No me ha costado decidirme por los polvorones, creo que sobre todo para los hombres y mujeres de mi generación (¿¿he dicho hombres y mujeres?? vaaale, chicos y chicas también es aceptable para nuestra edad... ejem) estos dulces representan la Navidad más que cualquier otro, sobre todo las navidades de nuestra infancia. ¿Recordáis aquellas cenas o sobremesas en familia en las que nos metíamos los polvorones en la boca mientras intentábamos pronunciar Pamplona de la forma más digna posible? Jeje... ¡Las risas estaban aseguradas!




Pues para los/as que recordéis hazañas infantiles como ésa, deciros que con los polvorones caseros lo tendréis más difícil. Así es, aunque su textura sea igual de quebradiza, por alguna razón que desconozco los polvorones caseros no se pegotean al paladar ni a los dientes aunque su sabor es delicioso, más aún que el de los comprados.

Claro que si alguno/a de vosotros/as siente el irrefrenable deseo de hacer el payaso o la payasa ante vuestros/as polluelos o polluelas, siempre podéis camuflar alguno de los falsos entre las montañas de polvorones caseros que haréis después de leer esta receta y, así como quien no quiere la cosa, retarlos a pronunciar palabras impronunciables mientras os atragantáis de la risa. Ya estáis tardando, chatines y chatinas...





Esta receta de polvorones difiere bastante de la tradicional en lo que se refiere a sus ingredientes. No lleva almendra, ni avellanas ni ningún otro fruto seco y está elaborada con aceite de oliva virgen extra en sustitución de la manteca de cerdo. Pero puedo prometer y prometo que estas diferencias no alteran en absoluto el resultado, ni en textura ni en sabor.

Tenía antojo de sabor a chocolate con naranja y doy fe de que estos polvorones han cumplido mis expectativas y con creces, además. 

En el desarrollo de la receta os explico todas estas características que hacen de estos polvorones un dulce navideño más que especial. No seáis remolones/as y poneros manos a la obra, porque por si fuera poco, son requetefáciles y súper-rápidos de elaborar.





Receta de los Polvorones de Chocolate y Naranja. Adaptada de los Blogs El Invitado de Invierno de +Miriam Garcia y Se Cocina.


Ingredientes:
  1. 300 gr. de harina.
  2. 150 gr. de manteca de cerdo ó 225 ml. de aceite de oliva virgen extra de buena calidad.
  3. 150 gr. de azúcar glass + otra poca para espolvorear.
  4. 30 gr. de cacao sin azúcar.
  5. Ralladura de una naranja.
  6. 1 Cdta. de Extracto de Naranja.
  7. 1/2 Cdta. de Extracto de Almendras (opcional)
  8. Una pizca de sal.

Preparación:
  • En primer lugar, tostaremos la harina que será lo que le confiera su textura frágil y de fácil desmigajamiento. Para ello, la extenderemos sobre la bandeja del horno y la coceremos a 180ºC entre 15-20 min. o hasta que adquiera un ligero color dorado. Durante el proceso, moverla con una espátula de silicona o una cuchara de madera para que se airee.
  • Una vez tostada la harina, sacarla del horno y dejarla enfriar dentro de la bandeja removiéndola bien.
  • Si queremos añadir frutos secos a la receta, en este momento los tostaríamos siguiendo el mismo proceso que con la harina.
  • En un bol grande, añadir la harina ya fría y tamizada, los frutos secos (si los vais a utilizar), el azúcar glass, el cacao en polvo, la sal y la ralladura de naranja. Mezclamos despacio y bien.
  • Añadimos entonces el Extracto de Naranja y el de Almendras (si lo vais a utilizar) y el aceite, poco a poco, removiendo despacio entre cada adicción.
  • Mezclamos bien hasta obtener una masa homogénea que se pueda unificar en una bola. Tendrá un color brillante y una superficie lisa. 

  • Envolvemos la bola en film y la dejamos reposar en el frigorífico durante 1/2 hora.
  • Transcurrido este tiempo, colocamos la bola de masa sobre una superficie ligeramente enharinada y la extenderemos con un rodillo hasta que alcance un grosor de 1 cm y medio aproximadamente.
  • Con un cortador redondo, ovalado o cuadrado, de entre 4 a 6 cm como máximo (para que no salgan demasiado grandes), cortaremos los polvorones y los vamos colocando sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal.
  • Los recortes se pueden aprovechar hasta el final.
  • Una vez llena la bandeja con los polvorones separados un par de cm. entre sí, la llevamos al frigorífico mientras calentamos el horno a 190ºC con aire ó 210ºC sin aire. 
  • Horneamos los polvorones unos 15 min. poniendo cuidado de que no se quemen, porque de ser así, amargarían.
  • Una vez horneados, los sacamos del horno y los colocamos dentro del papel vegetal encima de una rejilla. Lo haremos CON MUCHÍSIMO CUIDADO, puesto que los polvorones calientes son EXTREMADAMENTE FRÁGILES. Una vez enfríen, ganarán en consistencia.
  • Ya completamente fríos, los espolvorearemos con el azúcar glass que reservamos para el final y los envolveremos con los papelillos de seda específicos para este tipo de dulces.


Tips:

  • Como habéis visto en la receta, yo no he añadido ni almendra, ni avellanas, ni ningún otro fruto seco a mis Polvorones, a pesar de que es lo más tradicional. Pero si queréis hacerlo, podéis añadir unos 100 gr. de avellanas tostadas, peladas y molidas o 100 gr. de almendra también molida y tostada.
  • En mi receta tampoco añadí la manteca de cerdo, únicamente por razones de salud, en su lugar utilicé aceite de oliva virgen extra de muy buena calidad. En mi caso, para conseguir que la masa amalgamase, necesité los 225 ml. que detallo en la receta, pero yo os recomiendo partir de 125 ml. e ir añadiendo poco a poco el que podáis necesitar. ¡OJO! La mantequilla no es una opción válida para los polvorones. Si no utilizáis la manteca de cerdo, el aceite será un sustituto perfecto, pero la mantequilla NO. 
  • Podéis saltaros el paso del tueste de la harina al principio, pero entonces no obtendríais polvorones, sino mantecados. Eso ya lo dejo a vuestra elección.






Os deseo una muy feliz semana llena de dulcerío navideño del bueno y muchos preparativos para las fiestas. Y aprovecho también para dar mi bienvenida a María del Blog Cosicas Dulces y Alguna Salada y agradeceros que sigáis al otro lado, visitándome y dejándome vuestros comentarios.


¡Mil gracias y un besito para todos/as! 


Image and video hosting by TinyPic


          
        





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...