San Valentín 2.015: Galletas Nube Con Mensaje.






A

quí me tenéis de nuevo, completamente entregada a la causa San Valentinera. Y no sólo eso, sino que además, vengo cargadita de un romanticismo que ralla en la ñoñería (vaaale, podéis llamarlo cursi, si os gusta más), así que, sin ánimo de despedir a nadie, hago saber a l@s navegantes que este post puede producir muerte súbita por empacho de dulcería. Y la que avisa, no es traidora... jeje

En esta semana dedicada a San Valentín, las galletas ganarán por goleada aquí en D'Larpeir@s. Ayer la cosa fue de galletas, unas muy especiales porque eran galletas con corazón, hoy os traigo otras elaboradas con la misma receta, pero completamente distintas en lo que a la estética se refiere. Ayer dominaba el color rojo, hoy se lleva la palma el azul. Azul cielo, azul noche estrellada, azul... ¡nube!

Y es que, si nos paramos a pensarlo bien, ¿cuántas horas nos habremos pasado a lo largo de nuestra vida observando el cielo, viendo las nubes pasar? Seguro que, cuando érais niñ@s jugásteis alguna vez a encontrar formas en las nubes, yo podía pasarme horas así y no me cansaba jamás. Hay algo como de otro mundo en las nubes. Algo que produce ensoñación, abstracción, incluso un deseo inconsciente de volar aún más allá para perderse en lo infinito de la bóveda celeste.

De ahí la conocida expresión: "Estar en las nubes" y no me podéis negar que, si hay un estado típico del enamoramiento, es precisamente ése, el de estar embobado mirando al cielo, como si el objeto de nuestra atención y deseo fuese a caer inesperadamente de él. (A veces hay suerte, y ¡llueven hombres!, así que no dejéis de mirar al cielo, chicas solteras del mundo mundial y dadle al play, seguro que la espera se os hace más corta, yeeaah!).

Y ahora, ¿queréis acompañarme a dar un paseo por las nubes?













La técnica que usé para adornar mis nubes, fue la del pintado sobre galleta con colorante en polvo diluido en un poquito de wodka (y si os animáis, podéis darle un sorbito a la botella, pero tampoco os paséis, porque con visión doble es imposible atinar con el pincel, que os veo venir... jajaj). Utilicé dos tonos de azul, los maticé con un perlado en blanco y les dí un poquito de brillo con purpurina comestible. Los mensajes están escritos con glasa blanca con consistencia de delineado y una boquilla Wilton del nº2... ¡et voilà! Aquí están mis nubes con mensajes para enamorad@s embobad@s que no dejan de mirar al cielo. ¿Eres tú un@ de ell@s?

¡Espero que os hayan gustado! Mañana más galletas, pero tendrán un punto... picante. Y hasta aquí puedo leer...

¡Un besito grande para tod@s y sed felices!



Image and video hosting by TinyPic

          
        


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...