Colección Underwear San Valentín 2.015.



L

lego con retraso, lo sé, pero supongo que no me habréis puesto una falta, porque esta semana estoy siendo muy, pero que muy aplicada. Me propuse publicar un post por día hasta el Jueves en pro del pobre San Valentín, que es amado y odiado a partes iguales y ya que ayer no conseguí llegar a la cita, voy a estirar un poquito la semana de publicaciones hasta el Viernes... Todavía me falta por compartir con vosotr@s la estrella San Valentinera de este año y por ser tan especial, la reservo para el último día. Pero ahora vamos a lo que nos ocupa, que es esta pequeña Colección Underwear San Valentín 2015... Pequeñita, pero muy cuqui, ¿no os parece? Jajaja

Al final del último post os comentaba que las próximas galletas iban a tener un punto picante y es que, una no está acostumbrada a a preparar braguitas y calzones de galleta y fondant, incluso mi polluelo -que aunque está mayorcísimo sigue siendo bastante pudoroso- se quedó un poco choff cuando le expliqué lo que pretendía hacer, lo bueno es que, una vez ya listas, le han gustado mucho, sobre todo cuando se las ha metido entre pecho y espalda jajaj

Para ser sincera, yo no me he quedado muy a gusto con el resultado, pero ésto es lo que hay, es lo que tiene preparar estas cosas a todo meter mientras le echo un ojo a la comida que está al fogón, me acerco un momento al súper por olvidos de última hora y otro etcétera de cosas varias que no os voy a enumerar porque seguro que os hacéis una idea. Eso sí, la primera vez que ví las galletas originales en el estupendo Cake Journal, supe que tenía que preparlas, sí o sí. Y aquí está el resultado. Espero que os gusten, aunque sólo sea un poquito.







La preparación no tiene ningún misterio, utilicé la misma receta de las galletas que publiqué el Lunes y la decoración, exclusivamente de fondant, no puede ser más sencilla. Una vez cortado, con el mismo cortador que utilicé para las galletas, se les hacen las marquitas de las costuras, un poco al libre albedrío y luego se pegan los corazones con un poquito de agua o, como en mi caso, con pegamento comestible, sólo una gotita porque el tamaño es diminuto. Esto de los corazones también va a gusto del consumidor, las galletas originales también los llevaban, pero de color rojo para ambos modelos, en lugar del rojo y rosa que utilicé yo. Me resultaron muy graciosos y hasta coquetos y se pueden decorar para otras ocasiones con otro tipo de motivos... y no os voy a dar ideas porque esto de la ropita interior es algo muy personal, ¿no?

Y os dejo ya, que mañana me espera un largo día y mi intención es llegar con tiempo y reposadamente a todo lo que tengo previsto hacer, en lugar de con prisas y a la buena de dios, como me suele ocurrir habitualmente.

¡Un besito grande para tod@s y nos leemos el Viernes!



Image and video hosting by TinyPic

          
        


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...