Mini Lemond Hand Pies (Mini Pasteles de Hojaldre con Lemond Curd) y dos razones más para combatir cualquier Blue Monday.




E

l Lunes de la semana pasada y según pude leer en 1.000 y un saraos del 2.0 (entiéndanse como Redes Sociales) fue el Blue Monday, ese extraño día con tan mala prensa que un avispado comunicador lanzó a la fama haciendo alusión a una supuesta y extraña fórmula matemática, según la cual, la conjunción de diversos factores como el mal clima, la cuesta de Enero -con las tan temidas deudas navideñas que nos acechan sin darnos tregua- y los tan consabidos propósitos de Año Nuevo que prontamente empiezan a flaquear, nos provocan una melancolía y una apatía digna del más triste y desconsolado de los Blues. Todo ésto unido a una certera y bien urdida campaña-express en los medios de comunicación, creó el mito. 

Y legiones de blueseros y blueseras del mundo, se sintieron rápidamente identificados con ese espíritu tristón del tercer Lunes del mes de Enero... Pero desengáñense, señoras y señores, el Blue Monday no es más que uno de los bulos más absurdos, persistentes y exitosos de los medios de comunicación, cuyo único fin era únicamente el de vender: sí, el día más deprimente del año se inventó para vender viajes... Ya que estamos tan tristes, liémonos la manta a la cabeza y viajemos para disipar las penas. Juás.

Y estaréis pensando: ¿esta muchacha se habrá confundido de blog y ahora se dedica a los artículos de opinión? Jajajaj Pues no, es sólo que a veces una se da cuenta de que no merece la pena regodearse en la tristeza porque bastantes penas, injusticias y desgracias asolan el mundo para que aún encima nos metamos el dedito en la llaga y nos dediquemos a escocernos a base de bien.




Y yo no sé a vosotr@s, pero a mí, hay unas cuantas cosas que me llenan de alegría y me ayudan a combatir la desidia, y enumero: Bailar, cantar a voz en grito mientras escucho alguna canción del subidón (sobre todo si estoy conduciendo, a mi la ducha nunca me ha inspirado) y cocinar. Y en esto último es posible que estemos de acuerdo, por eso nos encontramos por aquí, ¿no? ¿Y qué os parecería si uniésemos el cante y la cocina (y si queréis también echaros un bailecito, me uno desde aquí) para plantarle cara a los Manic Mondays?   

Pues vamos allá: aquí os dejo un temita otro de regalo para cantar y para darle al esqueleto entre amasado y amasado (chicos que me leéis, no hagáis caso del primer título, vosotros también estáis invitados) y una receta fácil, de chispeante sabor (ese Lemon Curd, ¡qué puntazo que tiene!) y acorde para grandes y pequeños y tod@ el/la que se tercie: Mini Pasteles o Empanadillas de Hojaldre con Lemon Curd y Chocolate Blanco. ¡A disfrutar!






Receta de Mini Lemon Hand Pies, adaptada del Blog Lemons for Lulu.


Ingredientes:


  • Para los pasteles:
  1. 2 láminas de hojaldre. Podéis comprarlo o podéis elaborarlo en casa. Os dejo dos post estupendos de Miriam García para +María Lunarillos | tienda & blog |, uno para hacer la masa tradicional de Hojaldre y otro para realizar un Hojaldre exprés. Ambas recetas estupendas, como todo lo que hace ella.
  2. 1 huevo.
  3. 1 cda. de agua.
  4. 1 taza de Lemon Curd.
  5. Aprox. 200 gr. de Chocolate Blanco.

  • Para el Lemond Curd: (Os sobrará, pero podéis congelarlo sin problema o también coméroslo a cucharadas, que está delicioso).
  1. 220 gr. de azúcar.
  2. 3 huevos y 1 yema.
  3. 200 ml. de zumo de Limón.
  4. 100 gr. de mantequilla cortada en dados.
  5. Ralladura de 1 Limón.

Preparación:

  • Del Lemond Curd:
  1. En un cazo colocamos el azúcar, los huevos y la yema previamente batidos, el zumo de Limón y la ralladura.
  2. Calentamos a fuego lento sin dejar de remover con una cuchara de madera hasta que empiece a espesar pero sin dejar que hierva.
  3. Justo antes del hervor, retiramos del fuego y añadimos la mantequilla, revolviendo la crema lentamente hasta que se haya disuelto por completo.

  • De los pasteles:
  1. Colocar la 1ª lámina de hojaldre sobre una superficie enharinada. Con un cortador de 7,5 cm aprox., cortar círculos y colocarlos sobre una bandeja para galletas forrada con papel de horno. Obtendremos unos 10 ó 12 círculos.
  2. Introducir la bandeja en el frigorífico durante al menos 15 min.
  3. Seguir los mismos pasos con la 2ª lámina.
  4. Precalentar el horno a 425ºF-220ºC.
  5. Preparar una mezcla con el huevo y la cda. de agua y batirla ligeramente.
  6. Sacar la bandeja con los círculos de hojaldre del frigorífico y colocar una cdta. de Lemond Curd en el centro de cada círculo.
  7. Pincelar los bordes del círculo con la mezcla de huevo y colocar los círculos de hojaldre de la 2ª bandeja sobre los que hemos rellenado con el Lemond Curd.
  8. Usando un tenedor, sellar los bordes de los pasteles.
  9. Pincelar la superficie de cada pastel con la mezcla del huevo y el agua.
  10. Con un cuchillo pequeño y afilado, realizar tres cortes pequeños sobre la parte superior de cada pastel, para que se ventilen durante la cocción.
  11. Hornearlos durante 10-12 min. o hasta que estén dorados. Sacar del horno y dejar enfriar durante 10 min. en la bandeja, después, traspasar a una rejilla hasta que se enfríen por completo.
  12. En un tazón, derretir el chocolate blanco en el microondas, con cuidado para que no se nos queme. Si lo preferís, podéis hacerlo al baño María.
  13. Extenderlo haciendo hilos finos sobre los pasteles. Dejar que seque y endurezca.







Deseando que no haya ningún Blue Monday ni cualquier otro día que enturbie la paz de vuestra vida, os dejo ya hasta la semana que viene, agradeciéndoos como siempre el que sigáis acompañándome desde el otro lado y dándole la bienvenida a Elena del Blog Elena en la cocina, ¡gracias por unirte a esta panda de larpeir@s!

¡Un besito para tod@s!
Image and video hosting by TinyPic

          
        



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...