Chelsea Buns with Toffee and candied Ginger (Bollos de Chelsea con Toffee y Jengibre confitado).



A

y ay aaaayyyy... ¡Qué cosa más rica que os traigo hoy! Estos Bollos de Chelsea con Toffee y Jengibre confitado son, con diferencia, de lo más delicioso que he probado ayer, hoy y siempre. Ya se que es mucho decir, pero es que me he dado cuenta de que ya no me pierden ni las tartas, ni el buttercream, ni las coberturas densas y empalagosas, ni el chocolate en cantidades extremas. Yo lo que adoro de verdad, y lo que realmente me pierde preparar y degustar son los bizcochos, sencillos, esponjosos y húmedos y también la bollería, ¡me encanta la bollería! 

Y es que hay algo mágico en eso de meter las manos en la masa, respetar sus tiempos de levado y reposo y finalmente y como resultado de tanto esmero y hasta mimo, abrir el horno y sacar el más exquisito de los bollos mientras la casa se llena de ese aroma a horneado casero que podría levantar hasta a un muerto. Sí, definitivamente, éso es lo mío. Más que cualquier otra cosa, resposterilmente hablando, claro está.




El Chelsea Bun es un tipo de bollo de masa levada creado en el s.XVIII en un establecimiento (el preferido por los Hannover) y demolido en 1839llamado The Chelsea Bun House, situado entre los barrios londineses de Chelsea y Pimlico, al que acudía la alta sociedad británica para degustar estos bollos y los Hot Cross Buns típicos de Semana Santa

Este dulce a caballo entre un panecillo y un bollo (en el caso de esta receta, más bollo que pan) se prepara con una masa con levadura aromatizada con piel de limón, canela o una mezcla de especias dulce. Antes de enrollarse en forma de espiral cuadrada la masa se unta con una mezcla de pasas, azúcar moreno y mantequilla (en esta receta se han sustituído las pasas por el Toffee y el Jengibre). Un glaseado dulce se añade encima antes de cortar la masa enrollada en piezas individuales y hornearlas o bien, justo después del horneado, con los bollos todavía calientes. El proceso de elaboración de este panecillo es muy parecido al seguido para preparar el Rollo de Canela (el famoso Cinnamon Roll). En un principio sólo se especiaban con nuez moscada y limón, pero con el tiempo se le fue añadiendo la canela a la receta e incluso clavo en polvo. 





Los Chelsea Buns quedan muy esponjosos si se amasan bien y se dejan levar todo el tiempo que necesitan. Es lo que tienen las masas con levadura. Ésto lógicamente conlleva un tiempo extra en el desarrollo de la receta, pero si no los habéis probado os aseguro que todo ese tiempo os será recompensado con creces incluso antes de que termine el tiempo de horneado. Poco después de introducirlos en el horno, esa masa tan bien atendida empezará a crecer y a desarrollar un aroma tan delicioso que ya dejan adivinar el maravilloso resultado final. 

Cuando el horneado finalice y una vez aplicado el glaseado (¡y habiéndolos dejado enfriar al menos 10 min, que os veo venir y os podéis quemar!) ya sí podréis disfrutar de un bollo irresistiblemente tierno, esponjoso y con un delicioso sabor.




Receta de los Bollos de Chelsea con Toffee y Jengibre confitado, extraída del blog Sugartremens.


Ingredientes:


  • Para la masa:
  1. 150 gr. de harina.
  2. 300 gr. de harina de fuerza.
  3. 1 cdta. de sal.
  4. 75 gr. de leche entera a 20ºC.
  5. 75 gr. de agua a 20ºC.
  6. 2 huevos M.
  7. 50 gr. de Golden Syrup (En su defecto podríais utilizar miel).
  8. 10 gr. de levadura fresca prensada (5 gr. de levadura de panadero en polvo).

  • Para el relleno:
  1. 50 gr. de azúcar moscabado (En su defecto, podríais utilizar azúcar moreno).
  2. 50 gr. de azúcar blanco granulado.
  3. 50 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
  4. La ralladura de 1/4 de Limón.
  5. 1/4 cdta. de Nuez Moscada.
  6. 60 gr. de cuadraditos de Toffee (Yo utilicé Werther's Original, como en mi último Bundt).
  7. 40 gr. de Jengibre confitado (Podéis hacerlo en casa, yo lo preparé siguiendo esta receta del estupendo blog Gastronomía & Cía).

  • Para el glaseado:
  1. 100 ml. de agua.
  2. 100 gr. de azúcar granulado.



Preparación:

  • Comenzamos preparando el relleno.
  • En un bol mediano, incorporar todos los ingredientes del relleno a excepción de los cuadraditos de Toffee y el Jengibre confitado, mezclar bien y reservar.
  • Preparar la masa.
  • En un bol amplio, incorporar las dos harinas, la sal y si utilizáis levadura de panadería en polvo en lugar de la fresca, debéis añadirla en este momento. Mezclar bien y concienzudamente.
  • En otro bol aparte, incorporar la leche junto con el agua, los huevos, el Golden Syrup y la levadura fresca, en caso de que os hayáis decantado por ella. Debéis desmenuzarla bien antes de incorporarla a la mezcla. Homogeneizar la masa completamente.
  • Verter la mezcla de ingredientes líquidos en el bol de harina que teníamos reservado e incorporar unos con otros hasta tener una masa uniforme. Este paso podéis desarrollarlo a mano y también en una amasadora tipo KA. La masa resultante nos quedará algo pegajosa al tacto.
  • Cubrirla con un paño y dejar reposar 10 min.
  • Transcurrido ese tiempo, engrasar ligeramente con aceite (si es de oliva, mejor) una superficie de trabajo y amasar durante 10-15 segundos ¡no más!. Terminar el amasado boleando la masa.
  • Dejarla reposando en la superficie de trabajo mientras untamos un bol mediano con un poco de aceite.
  • Amasar de nuevo la masa durante otros 10-15 seg., terminar boleando e introducir en el bol, cubriéndolo con un paño. Dejar que repose en un lugar cálido, entre 21-25ºC, durante 1 hora. (Yo lo introduje en el horno templado previamente, una vez dentro lo apagué y la masa reposó con el calor residual).
  • Preparar un molde metálico de 30 x 30 cms. (las medidas son importantes, puesto que los bollitos deben crecer lo más juntos posible para evitar que se abra demasiado la espiral). También podéis hornearlos en moldes alargados, ambos engrasados un poquito y forrados con papel de hornear.
  • Espolvorear con harina ligeramente una superficie de trabajo y comenzar a estirar la masa con ayuda de un rodillo, deberéis formar un cuadrado de 35 x 35 cms. Si observáis que la masa se encoge, es porque está tensa. Dejar que repose de 5 a 10 min. y después continuar con el estirado.
  • Untar toda la superficie de la masa con la mezcla de azúcar y mantequilla que elaboramos al principio y esparcirla de manera uniforme con ayuda de una pala.
  • Espolvorear los cuadraditos de Toffee y el Jengibre confitado, previamente cortado en trocitos.
  • Enrollar la masa, procurando que a medida que avanzamos , la espiral quede prieta.
  • Cortar el rollo en 9 trozos iguales e introducirlos en los moldes. Si optasteis por el molde cuadrado, formar 3 filas de 3 unidades.
  • Cubrir con un paño y dejar reposar en un lugar cálido durante 1 hora.
  • Precalentar el horno a 180ºC con ambas placas. Espolvorear ligeramente la superficie de los bollos con azúcar granulado e introducir en el horno 25-30 min.
  • Preparar el glaseado.
  • En los últimos min. de horneado, es el momento de preparar el glaseado. En un cazo, incorporar el agua junto con el azúcar, calentar a temperatura media-alta y dejar que llegue a ebullición sin remover. Una vez rompa a hervir, dejar que hierva durante 2 min. y retirar del calor.
  • Sacar los bollos del horno y pintar con el glaseado, dejar enfriar 10 min. antes de degustar.
  • ¡DISFRUTARLOS TODO LO POSIBLE!


Tips:

.-Como sabéis, la bollería casera, al no llevar conservantes, aguanta poco tiempo tierna, por lo que lo ideal es consumirla en el mismo día de su preparación. Pero si no estáis dispuestos a meteros entre pecho y espalda nueve bollos del tirón o no tenéis con quién compartirlos, podéis envolverlos en papel film una vez fríos y luego guardarlos en una caja o tupper herméticos. Eso sí, lo mejor sería consumirlos al día siguiente.

.-Aunque observéis que están un poco duros, un golpe de microondas les devolverá parte de su ternura y volverá a fundirse con el calor, la mezcla interior de mantequilla, azúcar y Toffee, por lo que todavía podréis chuparos los dedos con ellos.





No se me ocurren más o mejores adjetivos para ensalzar a estos estupendos bollitos, salvo insistiros en que los probéis si todavía no lo habéis hecho... ¡Son una auténtica delicatessen!

Nos leemos la semana que viene con el recién estrenado mes de Diciembre... ¡La Navidad se acerca y a mi me encanta! Hasta entonces os deseo un muy feliz fin de semana no sin antes agradeceros, una vez más, vuestras visitas y vuestros comentarios.

¡Un besito para tod@s!


Image and video hosting by TinyPic


          
        



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...