Red Velvet Cheesecake Ice Cream (Helado de Tarta de Queso Terciopelo Rojo): Mi primer helado casero.





M
e alegra mucho comunicaros que he conseguido elaborar mi primer helado y, curiosamente, ... ¡me ha salido bien! Jajaja  Veréis, no es una cuestión de falta de autoconfianza, es sólo que conozco mis limitaciones y -sinceramente- estaba convencida de que no iba a conseguir más que una masa informe llena de cristalitos de hielo, eso sí, cristalitos colorados, muy colorados... jeje

Pero he aquí que la vida reposteril te pone a prueba en cada ocasión que te pones el delantal y metes las manos en la masa y en muchas de esas ocasiones, logra sacar lo mejor de una misma. Ésta es una de esas deliciosas ocasiones. ¡Genial! ¡Yeeah!

La receta de este helado la he guardado celosamente desde el mismo instante en que la ví y la leí. Me impresionó la textura final y la combinación de sabores: Bizcocho Red Velvet + Base cremosa para Cheesecake + Congelador = Heladito rico. Y estaba dispuesta a enfrentar el que creía más que probable fracaso, sólo por el hecho de intentarlo y de poder ofrecer a mi familia un "pedacito de cielo" helado.




Puedo aseguraros que su sabor es delicioso y sorprendente. A pesar de su baja temperatura, se puede percibir perfectamente la esponjosidad y ese punto tan especial del bizcocho Red Velvet. Sabe exactamente igual que si lo preparamos en tamaño y textura cake, layer cake o cupcake. Igual. Y eso es algo que no acabo de comprender porque la baja temperatura en muchos alimentos a veces hace que éstos pierdan intensidad en su sabor, pero por alguna razón, en este caso no es así.

Soy una fan incondicional del Red Velvet, lo he preparado en versiones muy distintas entre si: En cupcakes, en brownies, en galletas Crinkles. ¡No podía saltarme el helado! Y éste sabe a Red Velvet. Y ya no insisto más que seguro que me estoy haciendo cansina...




¿Y qué decir del cheesecake? Pues más de lo mismo. L@s que me seguís a menudo, sabéis que la tarta de queso es -seguramente- el dulce que más me gusta del mundo mundial. ¡Y en este helado está tan buena! 

En realidad, y a diferencia del bizcocho, el cheesecake no está horneado. Viene siendo como lo describí más arriba, una base cremosa para cheesecake... Y os digo una cosa, algún día me animaré a hornear esta crema porque la mezcla de nata (vegetal, una clase de nata que monta muy requetebien), queso crema, mantequilla y ¡leche condensada! es... es... ¡una delicia al cuadrado! Y si, es totalmente incompatible con la operación bikini, pero ¿acaso no merecen la pena unos minutillos de gloria? Y ya se quemarán las calorías dándole caña al body haciendo unos largos en la pisci, o en el mar, o caminando por la arena o el asfalto.







Receta de Helado de Tarta de Queso Terciopelo Rojo, adaptada de la original de Ashton Swank, autora del Blog Something Swanky.



Ingredientes:


  1. 425 gr. de Bizcocho Red Velvet.
  2. 400 gr. de Leche Condensada.
  3. 225 gr. de Cool Whip (Nata vegetal especial para montar, yo utilicé ésta)
  4. 225 gr. de queso crema a temperatura ambiente.
  5. 55 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
  6. 1 cda. de zumo de Limón.
  7. 1 cdta. de extracto de Extracto de Vainilla.
  8. Nueces pecanas (opcional, yo no las añadí).

Preparación:
  • Elaborar y hornear el bizcocho Red Velvet. Yo suelo utilizar la receta de Red Velvet Bundt Cake de +Bea Roque.
  • En un bol grande batir juntos la leche condensada, la nata, el queso crema, la mantequilla, el zumo de Limón y la Vainilla hasta que quede una mezcla suave y homogénea.
  • Cortar la cantidad especificada de Red Velvet y desmenuzarlo en trozos grandes sobre el batido.
  • Incorporarlos suavemente en el batido de helado.
  • Verterlo en un recipiente hermético que sirva para el congelador. 
  • Añadir las nueces trituradas si se desea.
  • Cerrar bien y congelar toda la noche.
  • Servir en bolas con una cuchara dosificadora.
  • ¡Disfrutarlo a cámara lenta!







Como habréis podido leer en la preparación de la receta, el helado es de muy fácil elaboración entre otras cosas porque no es necesario remover el batido cada X horas para que no se cristalice, una vez fuera del congelador ya adquiere él solito su consistencia cremosa.

Os recomiendo encarecidamente la preparación de este helado si sois aficionados a este dulce veraniego y vuestras "conciencias calóricas" os lo permiten.. jeje

Y ya me despido deseándoos un muy feliz finde, el último del mes de Junio y un caluroso comienzo de Julio, si no vivís en Galicia, porque me temo que aquí no vamos a estrenar mes ni con calor ni con buen tiempo... ¡intentaré endulzar la pena con heladito del bueno! Jajaj


¡Un besito para tod@s!

  
Image and video hosting by TinyPic

          
        


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...