Cheesecake de Ricotta, Mascarpone y Queso Crema con Cerezas.



S
eguramente, a much@s de vosotr@s os pirran las Tartas de Queso. Y es que, junto con los postres de Chocolate y los de Manzana, las Cheesecake en todas sus variedades (cocidas al horno, al Baño María, o cuajadas al fresco de la nevera... etc), se llevan la palma en cualquier carta de restaurante o en el menú festivo de cualquiera de nuestras casas.

Yo no soy una excepción: ¡Adoro las Tartas de Queso!

Siempre que me preguntan cuál es mi dulce o mi postre favorito, no lo dudo ni un segundo: Las Tartas de Queso encabezan mi Top Ten de los dulces... Después le seguirían de muy cerquita las Tartas de Zanahoria y el Coulant de Chocolate.
Y es que es curioso, con todo lo choco-adicta que soy, nunca elijo el Chocolate para formar parte ni de tartas, ni de helados, ni de bizcochos (a excepción del Coulant, claro) que yo vaya a degustar (a mi lo que me chifla es comérmelo onza a onza, a poquitos).

Pues bien, a pesar de que casi a diario puedo ver entre los blogs de mis compis recetas divinas de Tartas de Queso, hasta ahora no me había animado a elaborar una para publicarla después. Quizás, se trata de una cuestión de complejo; todas las que veo a lo largo y ancho de la Blogosfera son LAS TARTAS DE QUESO, así en mayúsculas y negrita. ¡Qué maravillas! ¡Qué presentaciones! ¡Qué fotazas! Desde luego, en Nueva York deben de sentirse bien orgullosos de que la embajadora de los dulces patrios por excelencia, su tan afamada "New York Cheesecake" sea tan reproducida y con tan excelentes resultados al otro lado del charco... O puede que no estén al tanto, pero deberían.






Tengo varias recetas de Tarta de Queso, supongo que como la mayoría de vosotr@s. La mayor parte del estilo de la New York Cheesecake y un par de ellas son recetas de las de toda la vida, de esas maravillosas que van trascendiendo de generación en generación y que jamás de los jamases fallan, seguramente porque ya han sido elaboradas en muchas ocasiones y cualquier desajuste en la receta, se anotaba en la misma hoja para que en posteriores elaboraciones, no hubiese margen de error. Os confieso una cosa: Para mi, como estas recetas, ninguna.






Pero como el ser humano es tremendamente curioso y nunca nos cansamos de experimentar -cada uno en lo que más le llama la atención-, no podía dejar pasar una nueva receta que llegó a mis manos (mentira, en realidad llegó a mi correo electrónico jeje) y que, viniendo de quien venía, tenía la absoluta garantía de que iba a salir rematadamente bien.






Esta pequeño descubrimiento reposteril se lo debo a Isabel de +Aliter Dulcia y podéis acceder a la receta clicando aquí. Desde aquí quiero aprovechar, como hago en muchas ocasiones, para recomendaros este fantástico blog. Si algun@s de l@s que estéis leyendo esta entrada sois de Gijón, seguramente ya sabéis de quién os hablo o incluso, hayáis tenido la suerte de dejaros caer en ese divino Café-Escuela de Cocina que tan primorosamente regenta Isabel y que lleva el mismo nombre que su blog, para deleitaros con sus exquisiteces en un ambiente muy agradable y cercano. 

Aunque lo más probable es que ya conozcáis el blog e incluso lo tengáis entre los favoritos de vuestra lista.
Y no sería de extrañar porque en él podemos encontrar no sólo fantásticas recetas, sino también unas muy interesantes introducciones históricas que nos ayudan a ubicar y entender mejor ese dulce que nos están presentando con tanto gusto y buen hacer. Isabel es historiadora y en cada entrada de su blog, podemos percibir, latente, su pasión por esta rama de la Humanística así como por la Literatura y el Arte. A través de las redes sociales, podéis acercaros más al día a día de su precioso establecimiento, os dejo también este enlace que os llevará a una entrevista que le realizaron a Isabel antes de abrir su hermoso Café y convertir su gran afición culinaria en su forma de vida.

Esta Tarta o como reza literalmente el título, Cake de Queso, está elaborado originalmente sólo por queso Mascarpone, pero yo he modificado un poquito la receta para hacerla un poquito más ligera, ya que este queso a pesar de tener un sabor y una textura divinos, también tiene un porcentaje de grasas bastante elevado. Eso sí, para evitar que perdiese gran parte de su valor culinario, lo sustituí por otro de los quesos italianos que también tiene un gran éxito entre los consumidores, el queso Ricotta y finalmente, añadí un porcentaje mínimo de queso Crema para completar la receta. Y por supuesto, otro de los ingredientes estrella de esta rica tarta son las Cerezas, a las que ya recibí en su estreno de temporada en una de mis entradas anteriores. ¡Os dejo ya con la receta!


Receta de Cheesecake de Ricotta, Mascarpone y Queso Crema con Cerezas.




Ingredientes:


  1. 500 gr. de queso Ricotta.
  2. 250 gr. de queso Mascarpone.
  3. 50 gr. de queso Crema.
  4. 180 gr. de azúcar glass.
  5. 40 ml. de Nata 35% m.g.
  6. 40 gr. de Harina de Maíz (Maizena).
  7. 4 huevos M.
  8. 300 gr. de Cerezas.
  9. Azúcar glass para espolvorear.

Preparación:
  • Batir el queso con el azúcar, la nata y los huevos hasta obtener una crema lisa y suave, añadir la harina y batir bien para deshacer los posibles grumos.
  • Deshuesar las Cerezas dejando 1 docena sin hueso pero con rabo. Añadir el resto a la masa y mezclar suavemente hasta integrarlas.
  • Forrar el fondo de un molde para cake con papel de horno y engrasar las paredes con mantequilla o spray desmoldante.
  • Verter la masa y colocar en la parte superior las Cerezas con rabo que hemos reservado con anterioridad.
  • Honear en horno precalentado a 180ºC durante aproximadamente 1h 15' o hasta que al pinchar en el centro con una brocheta o un tester, salga seca unos 85 mm.
  • Dejar enfriar en el horno ya apagado y con la puerta entreabierta.
  • Desmoldar y espolvorear con el azúcar glass.
  • Consumir preferentemente fría.
                                                                     

Sin duda, ésta es una de las mejores Tartas de Queso que he probado nunca... ¡y eso que he probado un montón!

La textura es muy suave, su corteza muy fina, las cerezas la hacen aún más sabrosa y los quesos italianos le confieren un profundo pero delicado sabor que nos deja un muy largo regusto en el paladar... ¡es exquisita!

Espero que algun@ se anime a hacerla y que luego me cuente el resultado... ¡os encantará!

Os deseo una muy feliz semana y me despido de vosotr@s esperando que sea hasta pronto.

¡Un besito para tod@s!

Image and video hosting by TinyPic

          
        


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...