Blueberry Muffins (Muffins de Arándanos): Horneando razones para el optimismo.




H
a vuelto el frío... Y la lluvia... Y con ella, el cielo gris. Pero no importa, el calendario no miente y según el mío, estamos a 22 de Marzo, ya es Primavera y por más días fríos y grises que estén por llegar, el largo Invierno ha quedado atrás y los días calurosos del Verano nos aguardan a la vuelta de la esquina... ¡Y que viva el optimismo! 

La semana ha sido dura, y parece que la me aguarda, no se va a quedar atrás. No importa. Vendrán tiempos mejores y mejores semanas... Continúo con el optimismo...

Hay más motivos para el buen humor. Dos de ellos llevan nombre de muchachote... Los dos son cariñosos y divertidos. Siempre me regalan sonrisas. Y ambos me quieren, me cuidan y me animan. Sin duda, por más que los nubarrones se empeñen en ocultar la cara más hermosa del cielo, sólo tenemos que esforzarnos en mirar y no sólo en ver y con suerte, encontraremos un buen par de razones para afrontar los altibajos de nuestro ánimo.

Y eso no es todo, señoras y señores. Como en esta casa la cosa va sobre Repostería y no sólo sobre autoreflexiones-de una cuasi cuarentañera-con el ánimo bajo-y el cuerpo molido-por exceso de carga-de trabajo, os traigo una receta de las que desperezan a la alegría sólo con el maravilloso color de las frutas que la contienen.

Sé que a la mayoría os gustan los Muffins, pero ¿qué me decís de los Arándanos? Si la respuesta es sí, ¡ésta es vuestra receta!




      
¿Cómo unos frutos tan pequeños pueden estar repletos de tanto sabor? ¿Y cómo pueden tener un color tan hermoso y a su vez, guardar en su interior otro igual de bonito que sólo podemos descubrir una vez que los cocinamos? 

Secretos de los Arándanos.




¿Queréis descubrirlos? ¡Os dejo con la receta!


Receta de los Blueberry Muffins extraída del libro de +Bea Roque, El Rincón de Bea.



Ingredientes: (Para 12 Muffins medianos).


  1. 285 gr. de harina.
  2. 150 gr. de azúcar.
  3. 2 cdtas de polvo de hornear.
  4. 1/4 de cdta de Bicarbonato Sódico.
  5. Una pizca de sal.
  6. 90 gr. de mantequilla derretida.
  7. 1/2 cdta de ralladura de limón.
  8. 160 gr. de buttermilk.
  9. 2 huevos de tamaño L.
  10. 1 1/2 cdtas de Extracto de Vainilla.
  11. 150 gr. de Arándanos congelados (En mi caso, los usé frescos).
Preparación:
  • Calentar el horno a 200ºC.
  • Preparar una bandeja de 12 ó dos de 6 especiales para Muffins. Si no usáis cápsulas, untar los huecos con mantequilla.
  • En un bol, mezclar bien la harina, el azúcar, el polvo de hornear, el Bicarbonato y la sal y reservar.
  • En otro bol, batir los huevos e incorporar la mantequilla derretida, la Vainilla, la ralladura de limón y el Buttermilk.
  • A mano, con una espátula de silicona, añadir los ingredientes líquidos a los secos y mezclar como máximo, 12 ó 15 veces, hasta que estén justo incorporados.
  • Si vais a utilizar Arándanos congelados, añadirlos directamente del congelador en el último momento (dos últimos movimientos) y mezclar justo hasta que se incorporen, de lo contrario, se romperían y teñirían la masa. Si los usáis frescos como yo, simplemente añadidlos al final e incorporadlos despacio, intentando que queden lo más uniformemente repartidos posible.
  • Distribuir la masa homogéneamente en la cápsulas o los moldes hasta los 3/4 de su capacidad.
  • Hornear 15 ó 20 min. o hasta que al pincharlos con un palillo, salga limpio (En mi caso, fueron 25 min. pero mi horno está como una cabra y la temperatura jamás es estable, fluctúa un montón).
  • Sacar del horno y dejar reposar 5 min. dentro del molde. Pasado este tiempo, desmoldar con cuidado y dejar enfriar sobre una rejilla.

Tips:

ü  Nos comenta Bea sabiamente en su libro, que para l@s que utilicéis Arándanos congelados en esta receta, debéis añadirlos totalmente sin descongelar para que su jugo no tiña la mezcla.
ü  Los Arándanos de estos Muffins son silvestres, es decir, azules. Los Arándanos secos de color Rojo son de otra variedad de cultivo y no sirven en ningún caso para esta receta.
ü  Los Muffins se conservan congelados perfectamente hasta 3 meses y se pueden conservar en bolsa de congelación. Para consumirlos, dejadlos a temperatura ambiente durante un par de horas.
                                                       



¡Son una auténtica delicia de Muffins! No dejéis de probarlos porque, además, se hacen en un plis plás y en un ratito obtendréis no sólo un acompañamiento para un desayuno o una merienda deliciosos, sino también una razón más para sacar una sonrisa del escondite en el que, a veces, la dejamos aparcada.

¡Hornead optimismo!

¡Un besito para tod@s y mil gracias por vuestros comentarios y por acompañarme en mi pequeño universo virtual!

Image and video hosting by TinyPic

          
        


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...