La tentación se viste de chocolate, su nombre: Devil's Food Cake... ¿Te atreves a pecar?




¡H
ola, buenas noches! Al que le guste el chocolate, que levante la mano... Lo sabía. Somos muchos y muchas choco-adict@s dispuestos a rendirnos a la tentación, al pecado de la gula. Al placer del Chocolate. 

¿Eres de l@s que después de jurarte que después del primer bocado no vas a comer más, te entra un ansia irrefrenable por repetir?¿De es@s que se compran una tableta de las buenas, de las más caras, y en cuanto llegas a casa la guardas en tu alacena o despensa, prometiéndote a ti mism@ que ésta te va a durar por lo menos un par de días, para poco después comenzar un peregrinaje sofá-cocina-alacena alacena-cocina sofá y rematarla del todo sólo un par de horas después (eso, con suerte) para a continuación entrar en un estado de profunda culpabilidad y frustración?

¿Lo veis? Siento ser portadora de malas noticias, pero todo apunta a una chocoadicción severa.Pero tampoco se trata de amargaros la noche de Sábado. Así que, para compensar este mal "bocado", os traigo la solución. Lo mejor es seguir al pie de la letra el anuncio de la tele, ése que dice "porque la vida no está hecha para contar calorías". ¿A que así todo resulta más fácil?

Por eso os traigo esta Súper-Tarta, la Tarta de Chocolate por excelencia, la Tarta Pecado de Chocolate... No sé a vosotr@s, pero a mi hasta el nombre me parece la mar de sugerente. Lo que está claro es que cuando un@ no es capaz de ganarle la batalla al enemigo, lo más inteligente es unirse a él. 

Venga va, no os lo penséis dos veces. ¡A por el Chocolate! ¡Atrevámonos a pecar! Una vez más...






Devil's Food Cake. Receta extraída del libro "El Rincón de Bea".


Ingredientes para los bizcochos: (Con moldes de 18 cm.)

  1. 250 gr. de mantequilla.
  2. 200 gr. de azúcar.
  3. 200 gr. de azúcar moreno de caña.
  4. 4 huevos de tamaño L.
  5. 280 gr. de harina.
  6. 1 cucharadita  de bicarbonato sódico.
  7. 1/4 de cucharadita de sal.
  8. 2 cucharaditas de Extracto de Vainilla.
  9. 125 gr. de chocolate de cobertura (Yo usé Valor).
  10. 250 ml. de buttermilk.

Preparación de los bizcochos:
  • Derretir el chocolate al baño María. Dejar reposar y enfriar un poco. Precalentar el horno a 180ºC.
  • Engrasar con aceite o spray desmoldante los 3 moldes desmoldables y prepararlos con papel de hornear en la base.
  • Tamizar la harina, la sal y el bicarbonato. Reservar.
  • Batir la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta conseguir una mezcla que haya blanqueado y obtener una mixtura cremosa.
  • Añadir uno a uno los huevos, ligeramente batidos y batir a velocidad baja. No agregar el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado.
  • Añadir la Vainilla y batir 1 min. más.
  • Incorporar el chocolate derretido y batir hasta conseguir una mezcla de color uniforme.
  • A velocidad baja, añadir un tercio de la harina y batir. Añadir la mitad del buttermilk y continuar alternando los ingredientes, terminando con la harina.
  • Procurar que la masa quede de color uniforme.
  • Dividir la masa en los 3 moldes que hemos preparado y alisar la superficie con una espátula.
  • Hornear durante 30 min. o hasta que al insertar un palillo, éste salga completamente limpio.
  • Sacar del horno y dejar reposar los moldes sobre una rejilla durante unos 15 min.
  • Pasado este tiempo, pasar un cuchillo alrededor de cada molde y sacar los bizcochos, dejándolos enfriar, boca abajo, durante al menos 45 min.
  • Cuando estén del todo fríos, envolverlos individualmente en papel film y dejarlos reposar durante unas horas.

Ingredientes para el frosting de chocolate:

  1. 280 gr. de chocolate de cobertura.
  2. 375 gr. de mantequilla.
  3. 350 gr. de azúcar glas tamizada.
  4. 1 cucharadita de Extracto de Vainilla. (En esta ocasión utilicé Emulsión de Vainilla de MamaMuffins Shop, un concentrado en pasta que, desde el  horneado, le imprime al bizcocho un delicioso aroma y sabor).

Preparación:
  • Derretir el chocolate al baño María. Dejar reposar y enfriar un poco. Batir la mantequilla un par de min.
  • Añadir el azúcar de una vez y batir durante unos minutos hasta que esté totalmente integrado y sea una mezcla cremosa.
  • Añadir el Extracto de Vainilla.
  • Incorporar el chocolate derretido y batir.
  • Si el frosting se ve demasiado blando, guardar unos minutos en la nevera hasta que presente un poco de consistencia.

Acabado y decoración:

.-Como con todos los Layer Cakes, debemos empezar a montar los pisos por el bizcocho menos bonito de los tres. 
.-Rellenaremos cada capa con el frosting y una vez montados los 3 bizcochos, comenzaremos a extender la capa tapamigas o Crumb Coat.
.-Después de esta capa, aplicaremos una segunda que será la del acabado final. Nos ayudaremos a extender bien el frosting con una espátula, girando la base rotatoria  en el sentido contrario al que movemos la espátula, poco a poco, hasta que la tarta presente un acabado como "pulido". 




Después de esta sobredosis de chocolate tengo que confesar que no me he redimido en absoluto, pero tengo una buena excusa para ello. Y es que, como os contaba en la entrada del anterior Layer Cake, esta tarta se fué derechita a la casa de mi hermano, para celebrar su cumpleaños y no he llegado a probarla. Allí todos son también chocoadict@s, así que aunque estas tartas cunden mucho por lo altas y densas que son, creo que no durará mucho.

Y vosotr@s, ¿vais a confesar vuestros pecados chocolateros? Jeje...
Espero vuestras confesiones, ¡sed buen@s chic@s!

En la próxima entrada os traeré algún dulce menos calórico, para compensar tanto exceso.

Nos leemos prontito... ¡Un besito para tod@s!

                                                                                                                                  
Image and video hosting by TinyPic

          
        


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...