Mi primer regalo con forma de cupcake.




H
ola a tod@s y buenas noches, a pesar de que siempre he preparado en casa repostería casera de la de "toda la vida" y de que llevo un tiempo interesada en  la Repostería Creativa, lo cierto es que todavía son pocas las recetas que he probado a hacer. Soy bastante "tiquismiquis" y desde el momento en que encuentro una receta que me llama la atención más que otra en alguno de los muchos blogs que visito a diario, hasta que me pongo manos a la obra, pueden pasar días e incluso un par de semanas.

Primero, me leo y me releo la receta un montón de veces, hasta que prácticamente la aprendo de memoria, y aún así, soy de esas personas a las que le gusta cocinar con la receta delante para asegurarme de que la cumplo a rajatabla. A continuación y como es lógico, tengo que adquirir el material necesario, y como en la ciudad en la que yo vivo no hay ninguna tienda especializada en este tipo de Repostería, pues tengo que echar mano de las tiendas online y ésto lleva su tiempo. Siempre transcurren como mínimo 2 días desde que realizo el pedido hasta que me llega a casa y a veces, te encuentras con que, justamente aquella boquilla que necesitas o algún colorante, e incluso algún ingrediente algo "especial" como un sirope de maíz o un extracto están agotados y sólo puedes esperar pacientemente a que te envíen un mail avisándote de que el artículo en cuestión ha sido repuesto.

El caso es que aún sin apenas experiencia práctica, me decidí a regalarles a mis suegros unos cupcakes y claro, no podían ser unos cupcakes cualesquiera, tenían que ser unos preciosos y estupendos cupcakes, a poder ser, de lo más vistosos, pero sin una decoración demasiado elaborada para mi parca experiencia.

Pues bien, recurrí a mi tan socorrida Alma Obregón y su estupendo y divertido blog y enseguida encontré lo que buscaba: Me decidí por unos cupcakes siguiendo la receta de vainilla infalible con buttercream de chocolate blanco.

Y éste fue el resultado:




Por aquéllo de que una siempre intenta "hacer suya" una receta, añadí una pequeña modificación, los rellené de mermelada de albaricoque y lo cierto es que resaltaba aún más el sabor de la vainilla, complementándose muy bien ambos.
A continuación, os dejo la recetas de los cupcakes y de la buttercream, por si os da pereza entrar en el link de más arriba.


Receta de Cupcakes de Vainilla infalible.



Ingredientes:(Para los cupcakes)

  1. 100 gr de harina.
  2. Una cucharadita de levadura química (Royal).
  3. 100 gr de azúcar.
  4. 100 gr de mantequilla.
  5. 2 huevos.
  6. 2 cucharadas de leche.
  7. Una cucharadita y media de extracto de vainilla.
  8. Fondant o buttercream para decorar. 

Preparación:
  • Precalentar el horno a 180º. Introducir en el molde las cápsulas de cupcakes. 
  • Batir la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa. Añadir los huevos batidos con la vainilla y a continuación, la harina mezclada con la levadura química. 
  • Añadimos la leche. Repartir la mezcla entre las cápsulas para cupcakes. 
  • Hornearlos entre 18 y 20 minutos o hasta que al pincharlos con un palillo salga limpio. 
  • Dejar templar durante 5 minutos sin sacarlos del molde y a continuación transferirlos a una rejilla. Decorar cuando estén completamente fríos.

Ingredientes:(Para el buttercream de chocolate blanco)
  1. 250 gr de mantequilla sin sal.
  2. 250 gr de icing sugar.
  3. 100 gr de chocolate blanco.
  4. Una cucharadita y media de extracto de vainilla.
  5. Una cucharada de leche semidesnatada.

Preparación:
  • Sacamos la mantequilla de la nevera 10-15 minutos antes de empezar a hacer el buttercream. 
  • Derretimos el chocolate en el microondas o al baño maría. Cuidado con el chocolate blanco, que si lo calentáis demasiado le salen grumos raros. Cuando esté pastoso (no hace falta que esté totalmente líquido) lo dejamos apartado y esperamos a que se temple.
  • Ponemos en un bol el icing sugar, la mantequilla, la vainilla y la leche. Cubrimos el bol antes de empezar a batir, para evitar que la casa se llene de azúcar. Comenzamos batiendo a velocidad baja un minuto. 
  • Después batimos otros 2 minutos a velocidad media-alta y el buttercream tomará un color más clarito. Entonces añadimos el chocolate (¡¡tiene que estar casi frío!!) y batimos bien otros 2-4 minutos, hasta que el chocolate esté bien integrado y la mezcla sea homogénea y con la consistencia deseada.
  • Decoramos los cupcakes.




Artículos de decoración en tiendas especializadas:
- Cajas para transportar cupcakes. (Pincha en el link)
Cápsulas para cupcakes. (Pincha en el link)
Nenúfares de azúcar. (Pincha en el link)
Como habréis visto, la buttercream la teñí con colorante en pasta de color rojo, quería haber comprado uno específico para chocolate, pero en ese momento no estaba disponible, así que usé el Puppy Rojo de Sugarflair y quedaron preciosos. Los hice en el mes de Junio y tenía que viajar con ellos a Benavente, donde viven mis suegros, y precisamente en esos días había una temperatura de 29 º por lo que temí por el estado de mis cupcakes durante el viaje, por lo que los metí toda la noche en el frigo dentro ya de sus cajitas y los saqué justo cuando me disponía a viajar. 

Llegaron en perfecto estado por lo que recomiendo refrigerarlos un par de horas si os véis en un brete como el mío. En cambio, si van a estar en casa hasta el momento de consumirlos, yo no los metería al frío, porque el bizcocho se seca y la buttercream se endurece. 

Y éste  es mi post de esta noche. Me encantaría que si algun@ de l@s que os pasáis por el blog os animáis a probar alguna de las recetas o si, por el contrario, ya los habíais probado y tenéis algún inciso o cualquier comentario sobre lo que véis aquí, os animáseis a contármelo. Estoy completamente abierta a consejos y opiniones. Para eso estoy aquí, ¡para compartir!

Un saludo para tod@s y ¡que tengáis dulces creaciones!

Image and video hosting by TinyPic

          
        


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...