Buscando a un ángel desesperadamente: El Angel Food Cake.





N
o me lo puedo creer, pero es cierto. Esta tarde he hecho mi primer Angel Food Cake... ¡¡y me ha salido bien!! Y ¡qué maravilla de bizcocho! Y mira que había leído cosas buenas sobre él, pero creedme, sólo cuando pruebas uno, es cuando te das cuenta de que hace verdadera justicia a su nombre ¡es comida de ángeles!

¡Qué esponjoso! ¡Qué dulce sin resultar empalagoso! ¡Qué olor y qué textura!... Bffff... Podría seguir así un rato largo, pero me temo que entonces yo sí que empalagaría. 

Y este grandísimo descubrimiento se lo debo única y exclusivamente a una persona, una mujer concretamente, alguien que se ha vuelto casi imprescindible para todos aquellos que sentimos auténtica debilidad por la Repostería. La he nombrado ya muchas veces, pero todas se me hacen pocas: +Bea Roque. Bea, te has ganado con creces tu lugar más que destacado entre las Bloggers nacionales, ¡me tienes entregadísima! jajaja... No sólo escribes y cocinas divinamente y haces fotos y composiciones preciosas, tú tienes un don, y no, no te estoy haciendo la pelota, te digo estas cosas con el corazón en la mano. Eres una gran comunicadora y buena prueba de ello es que consigues que muchas personas tengan éxito con tus recetas porque no dejas nada al azar, todo lo contrario, te tomas todo el tiempo del mundo para explicarnos cada detalle, cada término, cada paso. En fin, lo que quiero decir es que si yo hoy he tenido éxito con tu receta no es producto de la casualidad, sino de tu buen hacer unido a las dosis de ilusión que le he puesto yo.  

Para los que todavía nos os suena el nombre de este cake tan especial, sólo deciros que es un clásico de la repostería americana y que se pueden conseguir distintas versiones de él añadiendo extractos que aportan sabor y aroma y hasta colorantes, pero yo he partido del "original" porque no quería añadir nada que lo "disfrazase", quería probarlo por primera vez tal cual es y no me arrepiento en absoluto, ¡éxito total!

+Bea Roque nos ha descrito en su blog y con todo lujo de detalles su receta de este Angel Food Cake, os dejo los enlaces a sus post aquí y aquí. Yo paso ahora a enumeraros los ingredientes y describiros la forma de preparación, al estilo Bea, claro está.


Receta del Angel Food Cake de +Bea Roque 


Ingredientes:(Para un molde de 25 cm)
  1. Doce claras de huevo.
  2. 125 gr. de harina tamizada.
  3. 435 gr. de azúcar también tamizada.
  4. 1/4 de cucharadita de sal.
  5. 1 cucharadita de cremor tártaro.
  6. 2 cucharaditas de extracto de vainilla.
  7. 2 cucharaditas de extracto de almendras. 

Preparación:
  • Precalentar el horno a 170º
  • Batir las claras a velocidad baja, junto con el cremor tártaro y la sal, durante un minuto hasta que se disuelva el cremor.
  • Aumentar la velocidad de la batidora y continuar batiendo durante 3 ó 4 minutos hasta que las claras se monten.
  • Sin dejar de batir, bajar la velocidad e ir incorporando el azúcar a cucharadas. Las claras tendrían que cambiar su aspecto y verse brillantes.
  • Parar la batidora y comprobar que las claras ahora son firmes y se mantienen derechas sin venirse abajo.
  • Incorporar el extracto de vainilla y el de almendra y continuar batiendo durante un minuto.
  • Bajar la velocidad. Añadir una cucharada de harina y continuar batiendo hasta que se disuelva por completo. Continuar agregándola hasta que la terminemos.
  • Pasar la masa al molde y repartirla bien por toda su superficie.
  • Hornear durante 40 min. si abrir la puerta del horno. Cuando la superficie esté dorada, pasar un dedo suvemente, si el cake no está húmedo, pincharlo en el centro y si sale seco el cake ya estará listo. Si por el contrario, la superficie estuviese todavía húmeda o el palillo saliese con trocitos de la masa, dejarlo 5 min., más y así sucesivamente pero sin exceder el tiempo de 50 min. de horneado.
  • Una vez finalizado el tiempo, retirar del horno, darle la vuelta y dejarlo enfriar durante al menos 1 hora.Pasado ese tiempo, lo demoldaremos pasándole un cuchillo o una espátula por los laterales y el centro del molde. A continuación, dejarlo enfriar otros 45 min, sobre una rejilla que le asegure ventilación.    


Es importante recalcar que para hacer este tipo de cake, es fundamental contar con el molde pensado y fabricado para tal efecto. Yo he utilizado éste de Nordic Ware, adquirido en Enjuliana. Lógicamente, ésto no es un capricho. Si habéis accedido al enlace al blog de Bea, habréis leído el porqué de la utilización de estos moldes concretos y la importancia de que esté fabricado en aluminio y tenga la "chimenea" central que es la que permite la cocción perfecta para el cake.
Y hasta aquí la preparación de esta maravilla de bizcocho. Si os animáis a hacerlo, no dejéis de pasar por  El Rincón de Bea para leer los detalles más precisos de su elaboración, ya veréis cómo siguiéndolos al dedillo tenéis asegurado el éxito de vuestra creación. Os dejo, como siempre, unas fotos para que podáis ver el resultado de la mía.









Y con ésto y un bizcocho... me despido de vosotr@s hasta el próximo post. 

¡Un saludo para tod@s!

Image and video hosting by TinyPic

          
        


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...